El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Pidieron a una multinacional deje de comprar limones de Anta

Desde la Asociación Ambientalista Greenpeace se solicitó a la multinacional de gaseosas que entre otras marcas cuenta con la Sprite, que deje de "exprimir los bosques",

Pidieron a una multinacional deje de comprar limones de Anta

Desde Greenpeace denunciaron desmontes de La Moraleja en zonas de bosques protegidos de Anta.
Desde la Asociación Ambientalista Greenpeace se solicitó a la multinacional de gaseosas que entre otras marcas cuenta con la Sprite, que deje de "exprimir los bosques", y deje de comprar limones a una empresa que se radica en Anta y que entendieron, ha generado desmontes de manera ilegal al hacerlo en zonas que eran para conservar según el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN), de la Provincia.

La campaña, que tuvo lugar el martes pasado en horas de la mañana, involucró el despliegue de un cartel sobre una pantalla publicitaria de avenida 9 de Julio en Buenos Aires con la pregunta "Sprite: ¿Cuándo vas a reforestar?". 
Según se explicó desde Greenpeace la empresa de gaseosas tiene un contrato de 20 años con la finca salteña La Moraleja, (administrada por un grupo español, cuyos integrantes están procesados en España por casos de corrupción), en donde afirmaron, se destruyeron bosques protegidos.

"Sprite dice ser una empresa sostenible, por eso queremos saber cuándo va a reforestar las 3 mil hectáreas de bosque que su proveedor desmontó ilegalmente en Salta", dijo Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace

La organización ecologista reclamó a Sprite que, en base a sus estándares de calidad ambiental, suspenda su relación comercial La Moraleja, reforeste el predio desmontado ilegalmente y adopte una política de Deforestación Cero. El pedido incluye el compromiso de que sus proveedores no causen deforestación en ningún lugar del planeta; y que contribuyan a la restauración de los bosques que fueron afectados para el desarrollo de su compañía.

"Sprite debe actuar para que esta misma situación no pase en otras partes del mundo y adoptar una Política de Deforestación Cero como parte de su responsabilidad ambiental. Las empresas que destruyen bosques y los gobiernos que las autorizan deben hacerse cargo. Las cosas como son", insistió Giardini.

Consideró que el gobierno provincial fue "cómplice" de este accionar de La Moraleja, al permitir recategorizar las tierras para el desmonte.

FUENTE: NUEVO DIARIO

COMENTARIOS