El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

La ONU denuncia que los convoyes humanitarios siguen sufriendo trabas en Siria
La ONU denuncia que los convoyes humanitarios siguen sufriendo trabas en Siria

Naciones Unidas, 29 jun (EFE).- La ONU denunció hoy que sus convoyes humanitarios en Siria siguen encontrándose con trabas por parte del Gobierno y de grupos armados y avisó de que más de medio millón de civiles continúan atrapados en zonas bajo asedio.

"Llamo a los miembros de este Consejo a hacer más para asegurar el acceso humanitario, permitiéndonos llegar a aquellos que lo necesitan", dijo el jefe humanitario de Naciones Unidas, Stephen O'Brien, al Consejo de Seguridad.

O'Brien presentó su último informe sobre la situación en el país árabe, según el cual ha habido algunas mejoras sobre el terreno gracias a los acuerdos de alto el fuego sellados a nivel local por las partes implicadas en el conflicto.

Como resultado, dos ciudades han sido eliminadas de la lista de zonas bajo sitio, en lo que continúan otras once localidades con una población total de 540.000 personas.

De ellas, siete están asediadas por fuerzas gubernamentales, una por el Gobierno y los grupos rebeldes, dos por fuerzas opositoras y una por los terroristas del Estado Islámico (EI).

O'Brien dijo que la ONU y sus socios humanitarios siguen encontrándose con trabas burocráticas a la hora de desarrollar su trabajo y que las autoridades siguen incautándose de ciertas mercancías, como algunos productos médicos.

Los convoyes también han sufrido ataques en las últimas semanas, un acto que, recordó, puede ser un "crimen de guerra".

"Pido acceso seguro, sin restricciones y sostenido a todos aquellos que lo necesitan, pero en particular a estas 540.000 personas que están atrapadas y necesitan desesperadamente nuestra asistencia", dijo O'Brien.

El responsable de la ONU destacó como muy positiva la apertura de una ruta de convoyes humanitarios en el noreste de Siria, que ha permitido llevar ayuda por carretera a zonas que hasta ahora solo habían podido atenderse por vía aérea, una fórmula mucho más cara.

Según subrayó, ello es especialmente importante dado que las necesidades están creciendo en la zona, escenario de operaciones para expulsar al EI que están causando numerosas bajas civiles.

O'Brien destacó la difícil situación que se vive en Al Raqa, el bastión del grupo yihadista en Siria, donde al menos 173 personas han muerto en lo que va de mes por bombardeos.

En Al Raqa quedan, según la ONU, entre 50.000 y 100.000 civiles en gran peligro, no solo por los combates, sino por las represalias que el EI toma contra quienes huyen.

"La gente está aterrorizada y no sabe a dónde ir en busca de seguridad. Debemos hacer más para ver protegidos a los civiles atrapados en esta lucha", insistió O'Brien.

Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por milicias kurdas, anunciaron hoy haber completado el cerco a Al Raqa, cuyo asalto iniciaron a comienzos de junio.

COMENTARIOS