El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

La extraña muerte de un profesor universitario durante un ritual sadomasoquista de "momificación"
La extraña muerte de un profesor universitario durante un ritual sadomasoquista de "momificación"

No tiene relación con las momias de Egipto o de Guanajuato, pero una trágica sombra cubrió la extraña muerte de Duncan Gilbert, acontecida durante una sesión de “sumisión y momificación recreativa” en California. El suceso ha provocado un estremecimiento público tanto por lo terrible del deceso como por el muy peculiar contexto en el que sucedió.

Todo en realidad aconteció el 19 de noviembre de 2017, pero ha sido hasta ahora que han comenzado a conocerse los detalles del caso. De acuerdo a Variety, Gilbert, de 48 años, originario de Gran Bretaña, profesor de la Universidad de California en Los Ángeles y también conocido como Doran George, participó en una práctica erótica sadomasoquista conocida como BDSM (siglas de “bondage, discipline, dominance and submission”) en la que algo salió muy mal y se desencadenó su muerte.

Ver fotos
Duncan Gilbert, conocido también como Doran George, era un apreciado profesor en el Departamento de Artes y Culturas Globales y Danza de la Universidad de California en Los Ángeles. (UCLA)

En las prácticas sexuales BDSM usualmente una de las personas participantes es la figura dominante y la otra la sometida. El “amo”, así, en ocasiones ata, amordaza e incluso fustiga al “dominado”. Y una de sus variantes, y que le costó la vida a Gilbert, es la conocida como “momificación recreativa”.

Según la cadena Fox News, Gilbert tuvo un encuentro de esa índole en la casa de Skip Chasey (un ejecutivo de Hollywood de 62 años conocido en la comunidad BDSM como ‘Master Skip’) que consistió en ser envuelto por completo en plástico y sujeto con cinta adhesiva con solo unos agujeros pequeños para permitirle respirar.

Gilbert y Chasey eran compañeros frecuentes de BDSM, y su relación era consensual. Chasey, de acuerdo a The Hollywood Reporter era un destacado ejecutivo de Hollywood que tenía una suerte de doble vida como activo practicante y líder en el entorno del BDMS. Por su parte, Gilbert era conocido por provocadoras puestas en escena, como por ejemplo haber sido emparedado en un centro comercial de Londres o suspendido en una pared envuelto en cinta adhesiva para emerger como una crisálida. Y el lugar en la casa de Chasey donde celebraban sus encuentros tenía, de acuerdo a medios, el estilo de un calabozo.

Pero ese día de noviembre de 2017, la “momificación recreativa” acabó en tragedia pues se dice que en un momento Gilbert ya no pudo respirar y aunque Chasey pidió ayuda de emergencia al número 911 y comenzó a cortar la cinta y el plástico para tratar de socorrer a Gilbert, todo fue demasiado tarde.

Ver fotos
Algunos objetos de fustigación y sumisión usados en prácticas BDSM. (Archivo Yahoo)

Cuando la ambulancia llegó al lugar hallaron que Gilbert había sufrido un paro cardiaco. No hubo manera de salvarlo y fue declarado muerto poco después. Las autoridades no pudieron identificar la causa de la muerte, de acuerdo a Variety, ni consideraron que la “momificación recreativa” hubiese provocado el fallecimiento de Gilbert, aunque sí se señaló que el fallecimiento tuvo lugar en el contexto de esa práctica y que en la sangre del fallecido se hallaron rastros de una droga psicoactiva, aunque en cantidades al parecer no suficientes para producir intoxicación.

Por ello, no se le fincaron cargos a Chasey relacionados con la muerte de Gilbert, quien era un profesor en el Departamento de Artes y Culturas Globales y Danza de UCLA muy respetado y querido en la comunidad de esa universidad, de acuerdo a un obituario de esa institución educativa. Doran George, como Gilbert era conocido en realidad, tenía grados académicos en danza experimental y performance feminista y era experto en estudios sobre discapacidades y sobre la comunidad LGBTQ.

Barry Shils, pareja de Gilbert durante 16 años y que consentía que él tuviese encuentros eróticos al margen de su relación, se dijo devastado y cargado de culpa: “Estoy apesadumbrado, me golpeo a mí mismo, es como si hubiera visto a mi amante inyectarse heroína y no decir nada… Nunca en mis más salvajes sueños pensé que él iba a acabar muerto”, dijo Shils a The Hollywood Reporter.

Así, la muerte de Gilbert durante un encuentro de “momificación recreativa” no ha sido considerada por las autoridades como un crimen, y presumiblemente solo fue un trágico accidente. Pero su revelación ha puesto los reflectores públicos en el secreto mundo del BDSM.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro

COMENTARIOS